El Comité Ejecutivo del CIAM establece su orientación estratégica en defensa de los autores de música

CIAM-in-Madrid-2
Foto ©: CISAC

El Consejo Internacional de Creadores de Música (CIAM) determinó tres ámbitos estratégicos clave en los que centrará sus labores este año sobre la promoción de los derechos de autores y compositores.

En esta reunión estratégica del comité ejecutivo del consejo celebrada en Madrid (España), el 18 de enero de 2017, distintos representantes de los socios mundiales de dicho consejo, expertos y otros observadores participaron en un debate abierto sobre la cadena de valor completa de la música. Entre los asistentes se encontraban los creadores de música Suzanne Combo y Nacho Vega de la International Artists Organisation, Javier Campillo de la Federación de Músicos Asociados, y Natalia Vergara de Autores de Música Asociados. Los compositores españoles Luis Ivars, en representación de ECSA, y el Vicepresidente de la SGAE, Javier Losada, también asistieron a esta reunión.  

Régimen de puerto seguro y la transferencia de valor

El concepto de puerto seguro se desarrolló en un principio para apoyar el crecimiento legítimo de las empresas de Internet, facilitando el traslado de datos a nivel internacional. Sin embargo, más recientemente, a raíz de las disposiciones legislativas establecidas para proteger a los proveedores de servicios de Internet de las consecuencias de las acciones de sus usuarios ha surgido otra economía donde el valor del trabajo artístico se transfiere del creador a estos intermediarios digitales.

Esto se produce por una desconexión en la ley. Aunque evidentemente es ilegal que los usuarios compartan obras artísticas protegidas por los derechos de autor (por ejemplo, música) en plataformas como YouTube sin una licencia, inexplicablemente no existe ningún problema con los propietarios de dichas plataformas, que obtienen sustanciosos ingresos por la publicidad y por la extracción de datos gracias a este mismo streaming de música o de vídeo. De esta forma, el valor que está presente en la obra artística y que normalmente debería revertirse al titular de los derechos, se transfiere al propietario de la plataforma.

Las normas de puerto seguro son una licencia para robar" – Eddie Schwarz, Vicepresidente del CIAM.

El CIAM quiere consolidar su posición como grupo internacional de lobbying para proteger a los creadores frente a esta cuestión.

Cadena de bloques (“blockchain”)

La cadena de bloques o “blockchain” es la revolución tecnológica derivada de la aparición del Bitcoin como moneda. En su forma más simple, la cadena de bloques es un libro mayor de transacciones que está presente en todos los ordenadores que se encuentran dentro de su red y que hace un seguimiento de los pagos registrándolos y validándolos. La información está encriptada y este gran registro no es propiedad de ninguna persona ni de ninguna organización. De esta forma, sus transacciones son realmente “peer-to-peer”, sin necesidad de intermediarios.

Esta tecnología podría tener un impacto enorme en la industria musical. En lo que se refiere a los creadores, podría permitirles establecer una conexión directa con los consumidores de su música, creando un diálogo bidireccional con sus fans y seguidores. En lo que se refiere a la edición musical, la revolución podría ser aún mayor con la posibilidad de tramitar de forma instantánea y autónoma los complejos acuerdos de remuneración por la composición de canciones.  

Para estudiar esta cuestión, y a raíz de los comentarios efectuados en el Congreso de Londres de 2016, el CIAM creó un grupo de trabajo que comenzará a analizar las oportunidades y los retos desde el punto de vista del creador. En este contexto, son fundamentales los conceptos de derechos morales y titularidad, que requerirán un análisis detallado para lograr el desarrollo de una economía equitativa.

Alianzas internacionales

El tercer ámbito estratégico prioritario sigue siendo una de las principales razones de ser del consejo, esto es, coordinar y representar la voz de los creadores de música a nivel mundial. Tras la creación de la Alianza de Creadores de Música de Asia-Pacífico en Pekín en noviembre de 2015, el CIAM cuenta ahora con una red mundial de creadores para respaldar sus actividades de lobbying.

Con esta reciente incorporación, la participación de Japón, Australia, China, Corea y otros países fue de vital importancia y el consejo trabaja ahora para aumentar sus conexiones y la cooperación con el fin de cubrir todos los ámbitos en los que los creadores necesitan apoyo.

CIAM-in-Madrid-20170118-3

Otros temas de debate

En las reuniones de Madrid, se organizó una mesa redonda donde se plantearon otros temas en el programa que fueron revisados por el grupo. El Consejo de Administración de la CISAC se felicitó al conocer que la Confederación ha dedicado un presupuesto específico para apoyar las alianzas, considerándolo como una señal de confianza. Esta opinión se vio respaldada con un nuevo nombramiento en el equipo de relaciones con los creadores de la CISAC.

Se habló de los contratos de los creadores a la luz del reciente caso judicial de Duran Duran referente al derecho de los creadores a recuperar su obra tras un determinado período. La primera vez que el CIAM expresó claramente su postura de que el derecho de recuperación aplicable a los creadores estadounidenses debía ampliarse a los creadores de todo el mundo fue en su Congreso celebrado en Costa Rica en 2013, y dicha idea fue reiterada en esta ocasión. El tema fue presentado para futuros análisis y debates.

Por último, se reconoció y alentó la contribución de las sociedades de autores al CIAM. Aunque siempre se necesita un apoyo financiero directo, se destacaron las contribuciones en términos de experiencia como una excelente forma de que el consejo logre su objetivo a largo plazo de convertirse en un sólido grupo de presión internacional y lograr una economía sostenible para los creadores de música, los distribuidores y el público.